Poema #2 | Noliven

La lluvia que no es de tu cuerpo nada dice acerca de  tu andar. El día en que te perdí, el día en que te olvidé, el día en que te hallé y la lluvia, de nuevo. Las miradas ya no caben en tus ojos, tan estrechos; te encuentro y no eres tú pero llueve…

Poema #1 | Noliven

¡Qué hora tan propicia para llamar tu mirada, para pensarte desde el balcón! El atardecer se atreve ya sobre las colinas, allá, tan lejos y verdaderamente luminoso. Esta ciudad arrinconada de a poco se rinde, el cauce de los ríos se asienta en un tiempo más espeso. El polvo entre calles se deja caer sobre…

Poema I | Erick Orel

Cada día, en cada naufragio de mi alma, veo tu rostro. Mi vida pasa vacía, y tus ojos tienen el color, tus cabellos tienen el color, tu sonrisa tiene el color; quiero un beso tuyo que coloree mi obscuridad. Es la mejor terapia. Tú eres la puerta que al tocar, espero que abras, para pasar…

El Jardín y la Noche | Erick Orel

Fragmentos recogidos de un laberinto nocturno. Campanas mártires suenan en mis oídos, como alabando a dios sin ser merecido, y en las flores toda te he besado, esta noche, amor, moriremos juntos. Como cuando amábamos a distintos, todo el sabor a miel pudimos rechazar, y entre las sombras y entre nosotros mismos, rodamos al suelo,…

Ser poeta | Erick Orel

Estar en una lucha; luchar por una estrella que brille en nuestra guerra; que limpie las cenizas con su luz de aurora, y el tiempo inunde las ruinas del mundo, con sus relojes sincronizados. La tempestad es una musa, una musa inquebrantable; ni Dios puede contra ella. © Todos los derechos reservados.

Alud | Erick Orel

Tengo el sueño de despertar. Una langosta se come mis ojos, y veo todo más claro que nunca. Cae el agua de la fuente hacia el abismo, y la lluvia ha comenzado. Cae como peso muerto, y yo miro al cielo, pero estoy ciego. Oh langosta, no te comas mi corazón; con él veo lo…

Lacertilia de acero | Dulce Karen Munguía Cruz

Cayó en mi llama del diluvio de fuego. El gris se ha moldeado de nuevo siendo yo ahora… … un lagarto de acero… … que veloz recorre la cuerda y con fuerza toca su esencia… llenando de poder a todo aquel que escucha su llamado. El rey alza su visión imponente y reúne toda su compañía;…

PensArte #27 | Erick Orel

Hermoso dolor hermoso. Hermoso consuelo hermoso. Veo la belleza como la mejor ilusión, la que se asoma desde las sombras; sombras que confundimos con la naturaleza; y esto es así porque cada cosa viva tiene su doble imagen. Es difícil distinguir el dolor, de la sombra del dolor. El poeta es un fingidor. ¿Siento amor…

Distinto | Ricardo Zavala

Tengo duda de poder cambiarme, cambiarte; es más, no busco eso, más bien quiero encontrarte, encontrarme, perdernos. Hemos andado por ahí sin ser nosotros, siendo cada cual lo que es, lo que ha sido, con sus dudas, sus prejuicios. Pero ahora te invito a que sea distinto, que seamos cómplices en este camino, y dejar…