El mito del eterno retorno | Diego A. Moreno

Lenny escuchaba el sensual sax de aquel hombre corpulento, con brazo robotizado, llamado Raoul; la manera en que presionaba las teclas; la presión de su boca sobre la pipa, su cara morena que se tornaba marrón; todo describía su vida en un estridente show nocturno. Las luces de neón, como invasoras, acaparaban los colores del…