Carmen | Lizbeth Carreón

Olvidaste cerrar el baúl, y las cosas muertas nos observaban con ojos vacuos. Y los monstruos, los monstruos rugían y rugían. Mis manos, yertas, yacían a poco del baúl. Tenías los pies fríos, los ojos fijos. Tenías en las muñecas ríos. Teníamos los ojos fijos. -Carmen- Susurraba. Y no respondías. -Carmen- Gimoteaba. Y tu no…

Ofelia | Lizbeth Carreón

Ella casi no salía. Tenía la piel morena de quedarse las tardes leyendo en el balcón. Los ojos los tenía enmarcados por unas oscuras e increíblemente bonitas ojeras. No sonreía mucho en realidad, no de un modo visible, pero cuando conseguías hacerla reír o mostrar sus emociones, había algo de ese mítico polvo de estrellas…

Espantapájaros | Andrea Sandoval

Es un oficio solitario nadie lo saluda ni lo despide. Días y noches eternas. Le encanta mirar los pájaros él los saluda y ellos no le responden sonríe despilfarrando aquella paja dorada ellos no quieren saber nada de él. Un monstruo, así es como lo describen los cuervos. Alba y crepúsculo. Sin amigos. © Todos…

Esta enfermedad | José Luis Velázquez

Quiero enfermarme de esa misteriosa magia que a los grandes artistas los transporta todo el tiempo dentro de una fantasía sin fin; quiero recostarme en la playa y que nunca llegue la mañana; quiero también el atardecer sin puesta de sol; quiero la mañana sin medio día; solamente quiero vivir en eternidad esos momentos llenos…