Como allá arriba, acá abajo | Diego A. Moreno

Luces tintineantes perdidas en sus dialécticas, piensan en universos imposibles para no sentirse pequeñas, ni solitaras; solitarias no, que igual otros seres iluminados hacen creerse el centro y verbo de la tumultuosa creación maravillosa… Cuando todos nos sentimos perdidos en un inmarscecible pozo de estrellas al que llamamos vida.