Carmen

Olvidaste cerrar el baúl, y las cosas muertas nos observaban con ojos vacuos.   Y los monstruos, los monstruos rugían y rugían.   Mis manos, yertas, yacían a poco del baúl.   Tenías los pies fríos, los ojos fijos.   Tenías en las muñecas ríos. Teníamos los ojos fijos.   -Carmen- Susurraba. Y no respondías….

A nadie le interesan los poetas

Ellos son quienes nos lanzan las saetas que nos quiebran la rutina del espejo cuando dicen de la vida ser reflejo. Pero a nadie le interesan los poetas.   Por los siglos de los siglos, ¿quién respeta a esta clase de individuos que hacen daño, sobre todo a los decentes… Son extraños, porque a nadie…

Incertidumbre

Caminó por un largo tiempo, sin seguridad de saber a dónde iba, sólo que deseaba mantenerse en movimiento. La carretera estaba apenas iluminada, la vía láctea se desdibujaba con las luces del pueblo más próximo. Tenía el cuerpo cansado, no había dormido en días, apenas había comido algo (Algunas bayas y plantas comestibles que había…

Ofelia

Ella casi no salía. Tenía la piel morena de quedarse las tardes leyendo en el balcón. Los ojos los tenía enmarcados por unas oscuras e increíblemente bonitas ojeras. No sonreía mucho en realidad, no de un modo visible, pero cuando conseguías hacerla reír o mostrar sus emociones, había algo de ese mítico polvo de estrellas…

Baile de máscaras

Todos traían los mismos vestidos maquillajes corridos peinados desechos amantes marchitos Sonreíamos falsamente zorros sarnosos lobos hambrientos cuervos altivos Bailando sin fin Dando principio a la tragicomedia Melancólicos Felices Coléricos Divertidos Libidinosos En la oscuridad es más peligroso estoy aquí entreteniéndolos Por Andrea Sandoval Todos los derechos Reservados (c)

Espantapájaros

Es un oficio solitario nadie lo saluda ni lo despide. Días y noches eternas. Le encanta mirar los pájaros; él los saluda y ellos no le responden sonríe despilfarrando aquella paja dorada ellos no quieren saber nada de él. Un monstruo, así es como lo describen los cuervos. Alba y crepúsculo. Sin amigos. Por Andrea…

Poemas de Noliven: #2

La lluvia que no es de tu cuerpo nada dice acerca de  tu andar. El día en que te perdí, el día en que te olvidé, el día en que te hallé y la lluvia, de nuevo. Las miradas ya no caben en tus ojos, tan estrechos; te encuentro y no eres tú pero llueve…

Poemas de Noliven: #1

¡Qué hora tan propicia para llamar tu mirada, para pensarte desde el balcón! El atardecer se atreve ya sobre las colinas, allá, tan lejos y verdaderamente luminoso.   Esta ciudad arrinconada de a poco se rinde, el cauce de los ríos se asienta en un tiempo más espeso. El polvo entre calles se deja caer sobre todas…

La fénix y el basilisco (cuento corto)

Hace mucho tiempo, en un bosque mágico, tres razas convivían. Al frente estaban los majestuosos venados que con su fantásticas cornamentas daban paso al sol y a la luna. Luego, volaban las águilas majestuosas y orgullosas que servían como guardianas a los venados y que, además, acarreaban las lluvias al bosque. Al final, se encontraban…

Belleza natural

Mi motor es el maravillarme con lo que es real en este mundo, la belleza natural. Ser consciente de que el mundo es sumamente bello me devuelve ese sentimiento de libertad que a veces se desvanece con el pasar de los días dentro de este sistema y sociedad a veces tan conformista y negativa. Autor: Lorena…

Lacertilia de acero

Cayó en mi llama del diluvio de fuego. El gris se ha moldeado de nuevo siendo yo ahora… … un lagarto de acero… … que veloz recorre la cuerda y con fuerza toca su esencia… llenando de poder a todo aquel que escucha su llamado. El rey alza su visión imponente y reúne toda su compañía;…

Un día en la montaña

Todo es más sencillo de lo que parece: sólo necesitas disfrutar la música y bailar al ritmo de esta vida. Deja de ponerte obstáculos innecesarios. Esta carrera se gana dando todo por unos segundos. Aprecia a los tuyos y todo irá mejor. Relájate y deja de pensar tanto las cosas, sólo ve a ellas… Antes…