Paracaídas | Rojo Adán

Allá lejos, todos los barcos anclados,
en la tinta de la aurora.
Huidobro

Y los campos, sumergidos
en silencios marchitos;
Y los paisajes, descubriendo su color
en tu música interna.

Sales de la casa
con mochila y botas;
sigues caminando,
volando por dentro.

En las mañanas, las imágenes,
la música de las cosas,
notas flotantes.

Avientas tu red, tu telaraña mental.

Como en las rejas hexagonales en el metro,
ves el mundo a través de un panal.

Con palabras color miel
formando dulces recuerdos
de resina de fractal,
sueñas formando constelaciones.

Sigues buscando la melodía interna,
buscando el cristal,
para ver al mundo.

Dibujas ventanas en trozos de papel;
palabras tan finas que tiemblan
con el viento.

En una estación perdida, tu voz
refleja su silueta
al pasar de las ventanas
rasgadas por un grito desesperado.

© Todos los derechos reservados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s