Melodías nocturnas | Rojo Adán

Escucho historias en voces y ritmos;
verdades descubiertas con violencia;
bellezas como mariposas negras,
bebiendo el néctar de flores muertas.

Anochece y la ciudad se vuelve
pista de estrellas danzantes.

Anochece y la mente se vuelve
auditorio de orquestas flotantes.

El ritmo constante
quiebra el cristal
en el corazón del amante.

La melodía aligera su cuerpo.
Los sonidos son nubes
como escalones hacia el cielo.

Anochece y los ojos se vuelven
hogueras consumiendo galaxias.

Anochece y las canciones se vuelven
aves de fuego incendiando el alma.

©Todos los derechos reservados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s