Obviamente: Discreto | Diego A. Moreno

Discreto,
pensamiento discreto,
que se mete en aquellas curvas grises,
se inunda y empapa toda carne y electrodos
para obsesionarme con ideas extrañas,
con fundamentos irracionales que
al fin del día
se convierten en racionales;
discreto es,
discreto pensamiento,
se vuelve ruidoso, belicoso,
mordaz al enredarse entre neuronas,
recreando océanos en selvas,
secando bosques en desiertos.
Este, este pensamiento discreto,
que de todos modos
no es tan discreto,
es el pan de cada día de todo humano,
de cada hipersensible ser pensante,
pensamiento discreto que puede ser un don
una maldición,
una virtud,
un arma de dos filos,
o la irreverente musa que ayuda a forjar
aquella,
la más más maravillosa de todas las creaciones…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s