Lacertilia de acero

Cayó en mi llama del diluvio de fuego.

El gris se ha moldeado de nuevo
siendo yo ahora…
… un lagarto de acero…
… que veloz recorre la cuerda y con fuerza toca su esencia…
llenando de poder
a todo aquel que escucha su llamado.

El rey alza su visión imponente y reúne toda su compañía;
no hay que temerle,
por que eso, sólo lo empeoraría.
Evita el agua,
aunque puedes nadar si es necesario…

El negro,
su sombra,
lo acompaña en su camino,
al mismo tiempo que los cinco picos de la estrella
coronan al reptil…

Al llegar, el traidor,
su lado le da su autonomía…
… así el metal…
… se volverá INMORTAL…

Por Dulce Karen Munguia Cruz

© Todos los derechos reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s